6 consejos y herramientas para la puesta a punto de tu negocio

6 consejos y herramientas para la puesta a punto de tu negocio

“No lo dejes todo para septiembre” o “No lo dejes todo para el último momento, justo el día antes del examen”. Lo que le recordamos a nuestros hijos, no lo hacemos con nuestro negocio. Como emprendedores, debemos tener estas frases en mente siempre, y más para la puesta a punto. Para ello, os proponemos estos 6 consejos y herramientas para la puesta a punto de tu negocio.

Por qué una puesta a punto.

El negocio en el que estamos emprendiendo es nuestra fuente de ingresos, y también de preocupaciones, desde que hicimos el primer borrador de proyecto, hasta que arrancó cambió mucho, en esa fase los cambios eran sobre el papel.

Ahora, cuando observamos algo que debería cambiar, supone parar nuestras acciones rutinarias y enfocarnos en esos cambios y sus consecuencias, hasta decidir cuándo y cómo hacerlos. El resultado es que nos conformamos con un “bueno, ya lo haré cuando tenga tiempo”.

Esa es la pregunta del millón, ¿cuándo tiene tiempo un emprendedor? Si no lo planea, nunca tendrá tiempo. Por ello, en función de nuestro negocio, debemos establecer un momento de hacer balance, de analizar, y de retocar aspectos que nos ayuden a hacer más fluido y suave el funcionamiento general de nuestra actividad: La puesta a punto.

En unos casos este momento será el periodo veraniego, para comenzar en septiembre con todo renovado, en otros el otoño, y así comenzar en enero una nueva andadura… Lo dicho cada uno sabe en su negocio cuál es el mejor momento.

Consejo 1: Pon a punto tu página web.

Nuestra web es hoy en día nuestro mostrador abierto 24 horas al día, donde nos pueden encontrar en cualquier momento, por lo que no puede ser un folleto estático desde que la creamos, algo que no cambia.

Así, que la primera recomendación  de los 6 consejos y herramientas para la puesta a punto de tu negocio es dar un buen repaso a la web:

Titular

Lo primero que encuentra quien viene a la web es el titular ¿A qué denominamos titular de una web? Esa frase que nos define, la que nos diferencia, con la que contamos a todos Aquí estamos y esto es lo que ofrecemos.

Hablamos de lo que denomina Google “la parte caliente”  y utiliza para calificarnos para saber si somos relevantes a la hora de ofertarnos como respuesta a las preguntas de los usuarios (y por lo que Google es tan útil… y rica).

Ahora lo que se lleva es el uso de un texto acompañado de una imagen

Textos

No lo dudes, un diseño bonito es algo básico para que enganche al visitante, ahora bien, si la web sólo es bonita y no dice ni aporta nada, después de todo el esfuerzo realizado para que vengan a vernos, nuestros posibles clientes se irán.

Debemos repasar los textos de la página, ver si son actuales, si aportan contenido e información básica y de utilidad, si están en el tono y el contexto que requiere el negocio…

Servicios Nuevos

Si damos, o vamos a dar, servicios nuevos o diferentes a los que estábamos ofreciendo, o si éstos van a ser los de la próxima temporada, debemos incluirlos o ponerlos en primer lugar para que sean encontrados rápidamente por los visitantes.

Packs

Una gran recomendación comercial es el uso de Packs, paquetes de producto que hagan interesante nuestra oferta, hacer más tangibles los servicios empacados y más fáciles de explicar y comprar.

Pruebas

Otra recomendación básica es dar pruebas de la efectividad y la diferencia de nuestro producto o servicio. Por ejemplo

  • Antes y después.
  • Estadísticas concretas.
  • Datos de confianza para que se “enamoren de nosotros” y nos vean como aliados.

Secciones Poderosas

Hay una serie de secciones que son imprescindibles para que nuestra página funcione y venda, por lo que ahora, las iremos describiendo y justificando para que, después del repaso de puesta a punto, no falte ninguna.

Titulares

Hay 3 técnicas poderosas para la elaboración del titular:

  • Promete y cumple:

Es muy poderosa:

  • Vendemos tu casa en 3 meses o te la compramos nosotros.
  • Ahorra un 20% en tu factura de luz.
  • Pierde hasta 5 kg. en un mes
  • Haz una pregunta para un SÍ (o para un NO):

No todo el que llega a la página va a ser nuestro cliente, por lo que si la respuesta es afirmativa estará alineado con lo que ofrecemos (y más cercano a comprar), o sabrá que esta no es su página.

  • ¿Te has pasado la vida buscando felicidad?
  • ¿Sin ideas para tus vacaciones de verano?
  • ¿Te lías con cada declaración de Hacienda?
  • Toca el dolor:

Esta es la tercera gran recomendación del marketing clásico, apelar al dolor, recordar cuál es el problema de la persona que viene a vernos que podemos aliviar o eliminar cuanto antes.

  • Nunca más ordenadores lentos.
  • Si el baile no es lo tuyo, haremos que seas el rey de la pista.
  • De una web de pesadilla a una web vendedora.

Con estas tres técnicas y los tres ejemplos ofertados, ya tenemos una serie de propuestas para trabajar en nuestro caso y negocio. Recuerda su gran importancia y trabájalas pues es la primera herramienta de atracción.

Secciones Poderosas

Son secciones que os recomendamos estén en vuestra web. ¿Están?

  • FAQ’s:

Es un acrónimo del inglés Preguntas Frecuentes. La página de respuesta a preguntas frecuentes es uno de los elementos importantes de dar confianza a nuestros clientes. Si resolvemos sus dudas de un modo inmediato, cuando está intentando contratar nuestro servicio, se sentirá comprendido, eliminarás objeciones.

Y algo muy importante, filtra a quienes no son nuestros clientes.

Para elaborarlo, nos pondremos delante a nuestro cliente y nos preguntaremos cuáles serán sus dudas y las resolveremos de un modo fácil y sencillo.

No más de 8 o 10, estamos facilitando rápidamente una solución, si son más, es recomendable hacer secciones.

  • Testimonios:

Testimonios reales de clientes satisfechos. Aprovecha el momento en que el cliente te transmite que está contento, pídele el testimonio de cómo les ha gustado la eficacia de tu producto o servicio.

No tienen por qué ser más de 2 o 3 líneas máximo, pero son muy importantes para que el cliente potencial sepa que eres fiable y que tu producto o servicio satisface las necesidades de quien está ahora buscando ser usuario.

  • Quienes somos:

Es la tercera sección que no podemos olvidar en el menú de la web. En la actualidad es una sección que se deja de modo muy aburrido, parece más un simple currículum, o una sucesión de los de cada miembro del equipo que una descripción de la empresa con la que el cliente se está relacionando por medio de la web.

Sobre todo, que no parezca el típico texto que parece calcado de otras webs. Queremos que lo lean que nos conozcan.

Hay que contar. El motivo de la creación de la web, por qué os apasiona esta actividad, alguna anécdota personal, por qué habéis llegado hasta aquí, por qué os dedicáis a esto.

O responder a las preguntas del cliente, tú tienes este problema y yo también lo sufrí, por ello me transformé y ahora puedo ayudarte a resolverlo, gracias a que me he hecho experto y asesoro en ello (o tengo este producto) y mis clientes han conseguido rápidamente alcanzar la solución.

Que nos vean como personas capaces de conectar con quien se nos acerca.

Consejo 2: Repasa tu blog.

Acostumbramos a ver que los blogs arrancan con una energía y continuidad muy grande, pero poco a poco se van abandonando, y en algunos casos hasta quedando completamente parados. Miles de blogs se inician cada día, y miles se abandonan al día.

Recordemos que su razón de ser es transmitir nuestra imagen con nuestras propias palabras. Si queda abandonado ¿qué imagen transmitimos?

Un blog:

  • Te posiciona:

Ante tu cliente, entre los periodistas y los medios fuera de la red.

  • Te hace experto:

Ya eres experto, pero debes comunicarlo, y el mejor lugar es tu blog. El cliente sabrá que te apasiona, que sabes de esto, que eres su solución

  • Te conecta:

Tu voz propia es la que hace que el cliente se reconozca en ti y quiera contratar tu producto o servicio

  • Te da negocio:

La conclusión es que un blog atrae negocio. Es el mejor complemento de nuestra página web.

Como en el primer consejo, vamos a dar una lista de elementos que debemos repasar en nuestro blog a la hora de la puesta a punto.

  • KISS:

Acrónimo que responde a Keep It’s Simple. Que sea sencillo, no lo compliques, directo, claro, que se entienda.

  • Soluciones:

Hablamos al cliente, somos expertos, pero el cliente busca una solución.

  • Tu voz:

Un blog es lo más personal y nuestro, hablemos con nuestra propia voz, transmitamos autenticidad.

  • Buen contenido:

No te agobies, hay que publicar y hay que ser constante, pero eso no significa que todos los días tengamos que colgar una publicación y que para ello escribamos lo primero que pase por nuestras manos, al contrario, crea tu propio ritmo de modo que lo que publicamos sea directo y de valor. De mucho valor.

Cada uno de los artículos de nuestro blog tendrá un título, recordad la importancia que tenía éste para la web, pues ocurre igual con cada uno de nuestros post.

Repasemos los títulos que mejor funcionan para tenerlos en cuenta a la hora de redactar los nuestros:

  • Cómo…

Estos son los más eficaces. En el título explicar cómo solucionar un problema muy concreto.

“Cómo eliminar los virus de tu ordenador en menos de 10 minutos”

  • Los … pasos, consejos, claves para…

“7 consejos para redactar una web vendedora”

  • Haz esto y consigue (promesa)…

“Haz esto cada día y fortalece tus músculos”

“Crea una red de 1.000 contactos al mes (sin gastar un €)”

  • Listados

Listas de cosas a hacer para conseguir resultados

  • Revisiones

“Analizamos en nuevo iPhoneXXX”

  • Intriga

“Aplica estas técnicas o tu negocio no prosperará”

  • Fácil

“Crear tu propia web en wordpress es fácil”

  • Controversia

“Todo lo que te han contado sobre franquicias no es verdad”

Por supuesto, podemos utilizar un solo tipo de estos ejemplos, pero corremos el riesgo de ser aburridos y muy repetitivos, la mejor recomendación es ser variados en su utilización e ir combinando unos con otros.

Consejo 3: Cuida tus palabras, tus mensajes.

Los mensajes son vitales hoy en día, por lo que deberías hacerte una serie de preguntas, y una vez contestadas, y conservadas por escrito, se consecuente con ellas a lo largo de toda tu comunicación.

Si no lo hiciste cuando creaste tu web, es muy recomendable lo hagas ahora y replantees su diseño a la vista de las respuestas a estas preguntas:

  • ¿Cuál es tu audiencia/target principal?

Defínelo del modo más preciso y exacto posible, “Jóvenes entre 15 y 34 años que viven en Madrid y tienen este problema en concreto”.

Vas a ver cómo esta definición te ayuda a responder las demás preguntas.

  • ¿Cuál es el mensaje principal que quieres transmitir a tu público?

¿Qué soluciones esperan esos?:

            Jóvenes de hasta 34 años que viven en Madrid.

            Personas que se lían todos los años con la declaración de Hacienda.

            Coachees que están buscando tu ayuda.

  • ¿Qué hace diferente tu producto/servicio/actividad?
  • ¿Cuáles son las razones clave por las cuales te escogería a ti y no a otro profesional como tu?
  • ¿Qué beneficios/resultados obtienen tus clientes por haber elegido tu servicio?
  • ¿Qué solución aportas y cómo ayudas?

En el fondo esto es un “elevator pitch”. ¿Qué le dirías a un cliente dentro de un ascensor para que antes que lleguemos al piso de salida para que sepa que eres su solución?. En menos de un minuto.

Fíjate que todo lo contado desde el primer consejo hasta aquí se puede condensar en este elevator pitch si lo hemos trabajado todo con coherencia:


“Hola soy Karina y en mi web me puedes encontrar y ver testimonios y demostraciones de que soy la persona que te puede ayudar a convertir tu web en una web vendedora”.


Consejo 4: Redes Sociales.

Continuando con los 6 consejos y herramientas para la puesta a punto de tu negocio, debemos mirar nuestra presencia en Redes Sociales. El primer paso es analizar nuestra estrategia, nuestro plan de Social Media. Si lo tenemos, replanteémoslo, y si no, hagámoslo:

  • Definir a dónde queremos llegar y porqué. (el cómo vendrá después).
  • Seleccionar los canales por los que vamos a actuar para llegar a conseguir los objetivos.
  • Para cada uno de los canales, elegir las acciones que se van a realizar.

Y, sobre todo, el concepto de red social: no buscamos tener seguidores por tenerlos, buscamos crear una comunidad de amigos, de fans de nuestros productos o servicios y que serán los principales avales nuestros, a la vez, serán los que nos den feedback de lo que contamos en las redes, y de los resultados de nuestros productos.

En este blog encontraréis información concreta de todos estos puntos, de modo que la tengáis a mano a la hora de trabajar la creación o mejora de vuestro Plan de Social Media.

Planificar nuestras publicaciones y programarlas.

Hay varias herramientas específicas para la programación y con ellas en vez de estar continuamente sobre las redes. Así concentramos el trabajo, ya sea una vez al mes, o a la semana, y preparamos el objetivo concreto de ese periodo, las claves que deseamos atacar, el número de publicaciones, las imágenes que vamos a utilizar, para que desde ellas lleguen a nuestra web. Poco a poco completamos el perfil de la empresa en cada red.

Que tengamos esa planificación no significa que una vez realizada, nos olvidemos; en función de las noticias que aparezcan en el periodo o de novedades, probablemente deberemos hacer cambios, pero estos ya estarán englobados en una coherencia, con su esqueleto general.

Eso sí, siempre con mimo y dedicándoles tiempo. Así consigues estar enamorado de tus redes sociales, y que enamores a todo el que llegue a ellas y muy, muy importante, te humanizas, conoces a gente en vivo, con las que has conversado. Cuando llega la oportunidad de vernos y tratarnos son momentos muy especiales.

Herramientas

Tratamiento de imágenes

Seguro que has visto en muchas publicaciones en redes cómo las imágenes salen recortadas, no se ve alguna parte importante del mensaje, o están distorsionadas, o tan pixeladas que apenas se distingue lo que quieren decir.

Como hemos dicho, para que se enamoren de nosotros deben ver cómo tratamos con mimo todos los detalles, y este es muy importante.

Dos muy buenas herramientas para realizar este trabajo son:

 

Te animo a que las pruebes y veas cuál se adapta mejor a tus necesidades, del mismo modo, quedas invitado a contarnos tu experiencia, o a compartir si hay alguna otra más que pueda ser útil a todos. Gracias.

Programación

Con nuestro Plan y objetivos, sabemos qué queremos publicar y cuándo, para ello la herramienta Hootsuite es de gran utilidad.

Hay una opción gratuita, pero la opción de pago, a un precio muy asequible nos permite programar teniendo en una sola página todos nuestros perfiles e, incluso en la de pago todos nuestros grupos, por lo que podemos programar hasta 100 redes sociales.

Tiene un calendario, de modo que programamos día y hora concreta en el que saldrán cada una de las publicaciones.

Comienza con la gratuita y si puedes, salta a la versión de pago.

Consejo 5: Gestión de tu tiempo y de tu negocio.

Esto es un elemento básico que no debemos jamás considerarlo secundario. Lo primero es que somos personas, por lo que debemos tener tiempo para nuestra vida, para nuestros hijos, familiares, pareja, descanso propio.

Hemos de ser muy muy cuidadosos con ello. Somos personas, esto es lo primero.

Imagina un banco que cada mañana nos deposita 86.400€ con una condición, lo que no has utilizado de provecho a la noche desaparece.

Estos son los 86.400 segundos que nos proporciona el día al levantarnos que hemos de aprovechar haciendo lo que de verdad debemos hacer. Para ello, es imprescindible que programemos.

Nuestras acciones, tareas, actividades, de modo que seamos verdaderamente productivos, para que al final del día no lleguemos con la sensación de que ha pasado el tiempo y debemos devolver esos 86.400 segundos sin haberlos utilizado, sin habernos dedicado a lo que, de verdad, debíamos hacer.

Es importante vivir el presente, día a día con el saldo de ese día. Recuerda que posiblemente por procrastinar, por dejar las cosas sin hacer, lo que estamos es robando el tiempo a nuestra familia, a nuestro ocio, a nuestro descanso, en definitiva olvidando que somos personas y no máquinas.

Decide día a día el uso de esos 86.400.

Una recomendación para esa toma de decisiones es la de categorizar las tareas:

Hay tareas que nos van a suponer ingresos a corto plazo, otras a medio, otras a largo; también hay otras que pueden no suponer un ingreso nunca, pero que, a cambio, te van a suponer una satisfacción emocional. (Estamos hablando en tareas de nuestro trabajo, no entramos en las otras áreas de nuestra vida).

Reflexiona y crea tus propias categorías y al final del día haz un balance del día.

Otro elemento que nos ayuda mucho es trabajar sobre la pregunta:

¿Cuáles son mis gastos fijos?

A esta van unidas otras dos cuestiones

  • ¿Cuánto tiempo necesito para cubrir mis gastos fijos?
  • ¿Cuánto tiempo me queda para invertirlo en otras acciones?

Ahora si en el tiempo que queda es cuándo puedo realizar la asignación de tareas en función de los ingresos y las satisfacciones. Y en lo importante y lo urgente.

Te animo a meditar sobre estas preguntas.

Herramientas

La herramienta que utilizo y os recomiendo probar es Anfix

Muy completa pues, además de ayudarnos a anlizar el tiempo utilizado, nos ayuda a la gestión de la facturación, de presupuesto, de clientes, y proveedores

Consejo 6: Relax

El último consejo es hablar de ti. Lo principal es relajarse, descansar, ponte a punto tú mismo.

Identifica aquello que te ayuda a desconectar (cada uno conoce cómo vaciar la mente). Y sobre todo trabaja:

  • Nuevos aprendizajes.
  • Tolerancia al fracaso, analizar lo ocurrido como un aprendizaje.
  • Salir del “modo hacer” y volver al ser.

No olvides que eres el corazón de tu empresa, y cuanto mejor te encuentres física y mentalmente, más fácil será la gestión y la puesta a punto.