La primera clave para emprender con éxito

La primera clave para emprender con éxito

Desde Instituto EcE queremos dar la bienvenida y las gracias a Vanessa Carreño por aportar su granito de arena a esta comunidad de emprendedores con este post lleno de mucho coaching y mucha miga.

Pongamos que quieres montar una empresa. Sí, sí, esta vez lo tienes claro. Vale ya de estar siempre vendiendo tu tiempo y tu vida a otros, de dedicarte a algo que no te gusta y, sobre todo, de no tener libertad. Estás decidido, te lanzas a emprender. Ahora o nunca.

Muy bien. Una vez que ya has dejado de lado miedos y excusas, ¿por dónde empezarías? ¿El plan de negocio? ¿La financiación? ¿El marketing? ¿Asesoramiento jurídico? ¿Por dónde? Pues resulta que el primer sitio por el que tienes que comenzar es por ti mismo. ¡Todo proyecto tiene que comenzar dentro de ti! Si quieres ser un buen líder (de tu empresa, de tu familia, de tu vida o de lo que sea) lo primero que tienes que trabajar es tu liderazgo personal.

La primera clave para emprender con éxito¿Cómo vas a enfrentarte a las tormentas que te encuentres en el camino si no eres capaz de manejar tus propias tempestades internas? ¿Cómo vas a seguir adelante a pesar de los obstáculos si el primero que se pone obstáculos eres tú? ¿Cómo vas a hacer oídos sordos a las críticas y la negatividad de otros, si tú mismo te dices que no se puede? ¿Cómo vas a construir un proyecto de éxito, estable y duradero si el suelo sobre el que vas a levantarlo no es fuerte?

En definitiva, ¿cómo vas a ser un buen líder para otros si antes no aplicas esas mismas competencias en ti mismo?

Así pues, entendido el por qué, vayamos con el cómo. Aquí tienes algunas claves:

  1. Define al líder que quieres ser. ¿Cómo te gustaría verte en un año? ¿Y en cinco? ¿Y en diez? ¿Cuáles son tus principales metas u objetivos? ¿Qué es lo más importante para ti cuando piensas en tu proyecto? ¿Qué es eso a lo que no estás dispuesto? ¿Para qué quieres ser un buen líder? Tener una visión bien clara de lo que quieres es lo que te permitirá avanzar en los momentos buenos y en los menos buenos.
  2. Reconoce tus puntos fuertes. Con humildad, sí. Pero ten claro qué es lo que haces bien y en lo que te consideras más competente  para poder potenciarlo. Y también cuáles son esos puntos que necesitas mejorar. Por ejemplo, “se me da muy bien hacer relaciones con otras personas, pero odio los temas burocráticos”.
  3. Escúchate. Observa lo que te dices a ti mismo, cómo te hablas, en qué tono… Limpia tu diálogo interno si ves que eres tu peor enemigo. Puedes encontrarte muchas voces críticas ahí fuera, pero no puedes permitirte el lujo de tenerlas dentro de ti.
  4. Aprende a reconocer tus emociones y a aceptarlas para poder gestionarlas. Si alguna emoción no te gusta, pregúntate porqué te sientes así y después decide qué quieres hacer con esa emoción. Pero nunca la calles sin escucharla porque saldrá gritando por otro lado, en forma de estrés, nervios o enfermedades.
  5. La primera clave para emprender con éxitoAcepta que el fracaso es una opción. Que forma parte del juego, pero que no es perder la partida. Al contrario. Concíbelo como un aprendizaje y recuerda que si algo no sale bien siempre podrás volver a intentarlo. Eso reducirá enormemente la ansiedad del comienzo.
  6. Asume que todo crecimiento se produce fuera de tu zona de confort. Si siempre haces lo mismo, siempre obtendrás los mismos resultados. Así que si quieres lograr algo diferente, tendrás que atreverte a estar un poco incómodo. Un buen líder sabe que emprender implica aceptar el miedo a lo desconocido.
  7. Hazte amigo de la incertidumbre. Confía en ti y en que te adaptarás a nuevos retos. Desarrolla tu capacidad de resiliencia. Es decir, de enfrentar los problemas que puedan surgir y de salir fortalecido con ellos. Una cualidad de los emprendedores exitosos es precisamente que los obstáculos refuerzan su proyecto.
  8. Cree en ti. Repítete que estás preparado. Dilo en voz alta tantas veces como sea necesario. Recuerda todo lo que has conseguido en tu vida y de lo que te sientas orgulloso. Confía en tu capacidad de liderazgo y en que todo saldrá bien porque harás lo necesario y te esforzarás para que así sea. Y, si hay algo en lo que te sientes inseguro, observa e identifica qué es exactamente lo que te hace sentir así y qué necesitarías para cambiar eso. No dejes que una inseguridad concreta enturbie tu confianza en ti y en tu proyecto.
  9. Ten una actitud positiva y reconócete lo que va bien. Se consciente de todos tus logros, por pequeños que creas que son, y motívate con ellos cada día. Y, en vez de poner el foco en los problemas, ponlo en las oportunidades y en las soluciones. Puede haber un día que veas las cosas más oscuras, pero no te dejes llevar por el pesimismo. En vez de eso, mantén la calma por dentro y por fuera y continúa siempre. Recuerda una cosa: el que logra sus objetivos lo hace porque siguió adelante precisamente cuando otros abandonaron.
  10. La primera clave para emprender con éxito Y, siempre, cuídate mucho. Busca momentos de desconexión, haz cosas que te gusten y te hagan sentir bien, descansa, come sano, haz ejercicio, cuida tu salud, pasa tiempo con tu gente…  Cuanto mejor estés tú por dentro y por fuera, mejor estará tu proyecto.

Tomando prestadas las palabras de Stephen Covey, “los líderes no nacen ni se hacen, sino que se forjan a sí mismos”. En ti comienza la maestría de ese forjado.  

 

Escrito por: Vanessa Carreño

www.coachingtobe.es