Las 7 clases de clientes que puede tener tu negocio

 Existen distintos tipos de consumidores y sus comportamientos serán diferenciados, ¡Estate preparado para tratar con ellos!

Como empresas te verás obligado a tratar un diverso tipo de clientes en función del volumen y la frecuencia de compras que hacen. Estos factores condicionarán el tipo de servicio, precio y trato que cada tipo de cliente demande.

El reto como emprendedor consiste en conseguir no sólo la satisfacción del cliente y su lealtad, sino también, la adecuada orientación de los esfuerzos y recursos de la empresa.

En el siguiente listado encontrarás siete tipos de clientes, clasificados según su nivel de lealtad con la marca:

1. Los evangelizadores. Incondicionales de la empresa. Poseen muy altos niveles de satisfacción y de compromiso futuro. Ejercen como líderes de opinión positiva de nuestra marca dentro de sus círculos cercanos y se convierten en ”anunciantes” de la misma.

2. Los Clientes Leales. Manifiestan un patrón de conducta parecida a los Evangelizadores, pero con un nivel de intensidad menor.

3. Los Clientes X. Muy bajo nivel de compromiso futuro con nuestra marca. Normalmente porque han tenido una o varias malas experiencias con el producto o servicio y una gran parte de ellos difunde su “mala prensa” con un gran nivel de efectividad.

4. Los Clientes Potencialmente Desertores. Manifiestan un patrón de conducta similar a los X, aunque con una menor intensidad.

5. Los Clientes Indiferentes. Consumidores que tienen una actitud neutra hacia nuestro producto. Su actitud se encuadra dentro del “no está bien ni mal sino todo lo contrario”.

6. Los Clientes Rehenes. Aquellos que, pese a no estar contentos con la empresa, permanecen con la marca. Esta situación se puede dar, por ejemplo, en mercados semi-monopólicos en donde no perciben alternativas viables, o en categorías donde estos clientes ven como excesivamente costosa, tanto monetariamente como en esfuerzo, el cambio a otras alternativas.

7. Los Mercenarios. Se caracterizan por niveles de “satisfacción” elevados, pero paradójicamente, con muy bajas intenciones de compromiso hacia el producto. Éstos suelen darse claramente en categorías tipo commodity, donde el precio del bien dicta las condiciones de permanencia del cliente.

Existen tres tipos de consumidores mercenarios:

-Los Switchers: tienen pocas marcas favoritas y brincan entre éstas según estén o no en promoción.
-Los Negociadores: cambian regularmente dentro de un abanico más amplio de marcas aceptables para ellos.
-Los Sensibles al Precio: compran siempre la marca del menor precio, sin importar cuál sea.

Basamos estos tipos en el post que leímos en Soy Enterpreur y nuestra experiencia como emprendedores.