Pasos básicos en la estrategia de marketing online para empresas y emprendedores

Todo aquel que emprende un negocio o que tiene una pequeña empresa sabe lo difícil que es darse a conocer y mantenerse en un entorno de fuerte competencia y en el que los usuarios están saturados de publicidad offline y online.

Lo fundamental, y lo obvio, es que los potenciales clientes conozcan tu negocio, les atraigas y fidelices, la cuestión es saber cuál es la manera más rentable para hacerlo.

Hoy en día, antes de salir a buscar cualquier producto o servicio, lo que hacemos en consultar en Google dónde se encuentra la tienda o el negocio que ofrece el producto o servicio que estamos buscando. Y si no te encuentran tus servicios profesionales, encontrarán los de tu competencia.

Según sea tu negocio, necesitarás aplicar unas acciones en marketing online y social media u otras, pero hay una serie de grandes pasos o de grandes premisas que hay que tener en cuenta y cumplir para tener éxito en los negocios, así como hay algunas acciones que funcionan bien y son baratas y rentables para la inmensa mayoría de negocios, incluso aunque no se trate de comercios o pequeñas empresas que vendan online. Todo aquel que quiera sobrevivir en el sector empresarial debe ser consciente de que si no te encuentran en las búsquedas de Google, tus clientes se van a ir a la competencia, tanto física como online.

Si bien comentábamos al principio que los usuarios están cansados de tanta publicidad, es porque ésta no es personalizada, porque les invade en la calle, en sus buzones, en sus televisores, en sus pantallas…el que el marketing online. Por ello, es fundamental que las acciones en social media que llevemos a cabo estén claramente personalizadas para nuestro tipo de usuarios.

¿Cómo  realizar una estrategia de marketing online y social media rentable para pequeñas empresas y emprendedores?

1.- Saber cuál es el objetivo principal de las acciones de marketing online a tomar: Más usuarios registrados en la web, más ventas online y/u offline, más visitas a la web o a nuestro negocio físico, más inscritos a nuestra newsletter, más seguidores en las redes sociales, más lectores en nuestro blog, etc. Ya que no es lo mismo un negocio de productos que de servicios, ni una tienda de barrio que un bufete de abogados.

2.- Conocer tu target objetivo: Qué les interesa a tus potenciales compradores, cuál es su nivel socioeconómico, sexo, rango de edad, profesión y hobbies. Así, adecuaremos las acciones a tomar en relación al dónde, cuándo y cómo están las personas que van a generarte ventas.

3.- Conocer a tu competencia y tu nicho de mercado, analiza qué acciones está iniciando tu competencia, si les da resultados, cómo venden, mediante qué medios, etc.

4.- Estrategias a llevar a cabo para cumplir los objetivos. Etapas del plan de marketing online. Siempre adaptadas a los pasos anteriores: línea de negocio, target, nicho de mercado, competencia, etc. Establece un presupuesto realista para marketing online.

5.- Medición de los resultados de las acciones tomadas.


 

Si tienes alguna duda sobre tus objetivos en marketing online, lo más recomendable es que acudas a un experto/a en la materia para que te guíe en este primer paso, de lo contrario, las acciones que se tomen posteriormente, no serán las adecuadas y habremos comenzado mal la estrategia de marketing, con lo cual, perderemos tiempo y dinero.

 

Uno de los puntos que más suele costar a los emprendedores y pequeñas empresas, es establecer un presupuesto que le permita aumentar ingresos, sin tener que invertir cantidades elevadas en marketing online.

 

¿Cuáles son las mejores estrategias de marketing online que impulsan cualquier tipo de negocio sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero?

 

La mejor manera es establecer estrategias de social media en las redes sociales y tener un blog donde crear contenido interesante para tu target, y a su vez, que posicione en Google mediante técnicas de SEO, la principal, conocer las palabras clave más adecuadas a tu negocio.

 

Si no eres un experto en la materia o no dispones de tiempo para actualizar tus redes sociales de manera profesional, así como para crear contenido de calidad en tu blog, es fundamental que cuentes con la colaboración de expertos en social media para estas tareas, de esta manera, mucho más económica que, por ejemplo, llenar de vallas publicitarias tu barrio, y mucho más personalizada, llegarás a tu público objetivo.

 

No hay que olvidar que la presencia online que reflejes, es tu carta de presentación, tu escaparate al mundo.

 

Tanto las redes sociales como el blog, deben tener un aspecto profesional, y alineado con tu negocio. No vale aquello de que cualquiera puede escribir en Facebook o en un blog, hay que hacerlo siguiendo la estrategia del plan de marketing online, con unos diseños corporativos profesionales, con una adecuada redacción, sin faltas de ortografía, sin enlaces rotos, teniendo un plan a  la hora de responder a las críticas, y también a las alabanzas, conociendo las estrategias de posicionamiento SEO y SMO, etc.

 

También es muy interesante y bastante económico, el darte a conocer en las redes sociales creando campañas de marketing online personalizadas a las características de tu target.

 

Podemos llegar a un público objetivo mucho más grande en las redes sociales que en televisión, invirtiendo solo un 10% de lo que nos costaría anunciarnos por televisión.

 

Potencia también el contenido SEO en tu blog, igualmente, ante la falta de tiempo o de experiencia, puedes contar con profesionales en la creación de contenido, que te redacten noticias y artículos de manera original y exclusiva para tu blog, porque de todos es conocido el grave error que supone el copiar contenido de otros en tu blog o en tu página web. Ni se aporta valor añadido con esta práctica, ni se posiciona en Google, de hecho, se corre el riesgo de ser penalizado.

 

Tanto a través de las redes sociales, como del blog, estaremos creando una imagen de marca que fideliza a los consumidores.

 

Para llevar a cabo un plan de marketing online hay que ser conscientes de que hay que invertir recursos y tiempo, pero los resultados, si se han seguido correctamente los pasos, llegarán a medio plazo.